incluso las ondas de luz que se muestran aquí son limitadas a diferencia del espíritu incorpóreo eterno del padre

¿Qué representa el Espíritu del Padre?

A lo largo del tiempo, han surgido patrones que, si se evalúan adecuadamente, pueden facilitar la comprensión del ser, así como responder algunas preguntas sobre el significado psicológico de esa comprensión.

Si observamos la relación entre un hijo y su padre, observamos que el niño no imita al padre, sino que pretende ser su padre.

Aquí, surge un patrón que es mucho más sofisticado que imitar. El hijo está tomando el conocimiento asimilado que recoge del concepto de padre y representando el concepto.

Observar la forma en que representamos símbolos e ideas a través de la lente de nuestros factores psicológicos y biológicos es importante en lugar de simplemente asumir que son simplemente supersticiones.

Considere, tenemos la idea de que existe una deidad parecida a un padre. Se le presenta también como un espíritu incorpóreo o sin cuerpo.

Es eterno, con características paternas específicas.

Si eliminamos ese concepto de su metafísica, hasta los fenómenos puramente biológicos (tenga en cuenta que digo que, “si”, no estoy afirmando que debamos reducirlo simplemente a la biología), ¿cómo surgiría la idea de un espíritu eterno paterno? ¿De qué es exactamente el reflejo de la idea?

Entonces el hijo pretende ser su padre. Pero el padre pretende ser a su padre, y su padre prete ser su padre. Entonces, en cierto sentido, podríamos decir que lo que pretendieron ser fue el patrón de los padres a lo largo del tiempo.

El padre trascendente puede verse como el patrón de los padres a lo largo del tiempo. Esto es psicológicamente y neurobiológicamente exacto.

El hijo observa a su padre a través de múltiples situaciones y abstrae elementos comunes en su comportamiento y actitud a través de múltiples situaciones, que lo hacen padre.

Luego el hijo toma eso y lo incorpora al juego de simulación a medida que se desarrolla.

Es mucho más sofisticado que la simple imitación.

Lo que el niño está experimentando en su juego de simulación, está llegando a encarnar el espíritu incorpóreo del padre.

Ese espíritu es un reflejo, en la medida en que el niño está haciendo contacto con el padre, y no solo con la personalidad idiosincrásica de su padre en particular, sino más bien, siempre que extraiga la generalidad en todas esas situaciones.

Esa generalidad es un reflejo de la imitación del padre que se remonta en el tiempo.

Eso para mí suena como un espíritu incorpóreo que se encarna en la colección de padres a lo largo del tiempo.

Entonces que es eso?

Es un juez.

Es lo que nos ordena por rango en una jerarquía.

Es el espíritu del padre.

Traduje esto mientras escuchaba la entrevista de Jordan Peterson que se muestra a continuación en inglés.

Deja un comentario