el infinito siempre está ante nosotros

Dios, E Ideas Sobre El Infinito

Ideas Sobre Dios, E Ideas Sobre El Infinito

Las ideas más antiguas sobre la naturaleza de la realidad se basan en una determinada presuposición.

Esa presuposición es que hay 2 modos fundamentales de ser que caracterizan la realidad.

Uno es lo absoluto. El absoluto es la suma total de todo. Si pensamos en las cosas en su forma más ilimitada posible y su cantidad infinita de variaciones potenciales, puede pensar en eso como un polo de la realidad.

Parece clásico que las personas han considerado sus encuentros con lo absoluto, que son todos esos niveles múltiples de ser que están más allá de nuestra capacidad perceptiva, como equivalente a un encuentro con Dios.

Sabemos que en la tradición Islámica es contrario a las reglas hacer una imagen grabada de cualquier tipo de Mahoma. Los antiguos Hebreos también creían que uno no debía crear imágenes de Dios. Los Taoístas dicen que no se debe confundir la luna con el dedo apuntando a la luna.

Lo que todo esto significa es que lo absoluto siempre es algo que trasciende el marco finito que colocas alrededor de tus percepciones. Entonces, tan pronto como comenzamos a hablar sobre ello, y tratar de representarlo, o hacer estatuas e idolatrarlo, entonces perdemos nuestra conexión con él.

La conexión se pierde porque hemos intentado convertirlo en algo comprensible y concreto.

No digo que no debamos intentar entender lo que sea Dios, sino que no es posible saber absolutamente lo que Dios quiere decir o es (ya que está fuera de nuestro marco de referencia finito).

La mayoría de las tradiciones de sabiduría que el mundo aún afirma, hace la constante presuposición moral de que siempre debes ser consciente de lo que trasciende, tanto nuestra comprensión como nuestras percepciones. Y debemos tener muy presente que eso existe.

Ahora, cuando las personas hablan de Dios en el mundo moderno, tienden a pensar en algo que tiene más de las características de un ser. Supongo que ahí es donde entra la mayor parte de la fecha sobre la realidad religiosa.

Pero la idea de que hay un absoluto fuera de la capacidad perceptiva me parece una declaración de hecho. Especialmente dado lo que sabemos ahora sobre la naturaleza de la percepción. Esto es que el fenómeno siempre trasciende la forma en que lo enmarca.

También hemos llegado a comprender que la realidad no solo tiene múltiples niveles de existencia, sino que para percibirla, debemos ser capaces de estar dentro de múltiples marcos.

Deja un comentario